Entrar
 

Quiénes somos

Somos una alternativa de comunicación, de difusión de valores y entretenimiento, a través de la transmisión de mensajes positivos a nuestros radio escuchas mediante temas de orientación católica, noticias positivas y música que impulsen el estado de ánimo positivo de las personas.

Todo esto con el fin de brindar una perspectiva positiva a todos los mensajes negativos que están a nuestro alrededor.

Misión

Promover entre los católicos un mayor acercamiento con su religión, para que verdaderamente conozcan y vivan los valores de la iglesia creada por Jesús y estructurada por San Pedro y los primeros apóstoles, a través de la difusión de programas que informen de una manera sencilla y clara (evitando el uso de términos confusos o poco conocidos) sobre el texto de la Biblia , y los demás principios de la iglesia católica y puedan aplicar esos fundamentos que nos dio Dios, a su vida cotidiana, como la única defensa real que tienen las personas, contra los grandes problemas de todo tipo que afrontan en este siglo XXI.

La paz comienza con una sonrisaMadre Teresa de Calcuta

Visión

Difundir el evangelio y los principios de la iglesia católica, nacional e internacionalmente.

La transmisión de programas de diversa naturaleza, que informen a las personas sobre las distintas alternativas de acción que pueden llevar a cabo, para mejorar su vida en los aspectos personal, familiar, social, cultural, financiero, comercial, entre otros, siempre con una visión positiva de la vida.

Estadísticas de visitas

736679
TodayToday246
YesterdayYesterday751
This_WeekThis_Week1670
This_MonthThis_Month12045
All_DaysAll_Days736679

Lectura

*Miércoles, 24 de Mayo de 2017*

 

"Lava nuestras manchas." 

Imaginemos un valle lleno de basura y suciedad, atravesado por un pequeño río que baja de los cerros, donde nadie se atreve a colocar sus pies desnudos por temor a ensuciarse. Pero de pronto el río empieza a crecer, y su caudal es cada vez mayor. El río crecido, con su fuerza, arrastra todas las basuras y limpia completamente el valle.

Al día siguiente, todo está en calma, y corren aguas limpias, que sirven para beber y parab bañarse. 

 

Imaginemos todas las manchas y suciedades de nuestro interior. Pensemos no sólo en nuestros pecados, sino en las inclinaciones que han dejado esos pecados; pensemos también en las tristezas y perturbaciones interiores que han quedado por nuestras malas acciones. Y roguémosle al Espíritu Santo que pase como un río caudaloso, que lave, que limpie todo, que se lleve toda suciedad y nos deje blancos, relucientes, verdaderamente liberados.

 

*Mons.*

*Víctor Manuel Fernández.*

Entrar o Registrarme