PROFETISMO Y PROFETAS En la Historia de Salvación

Noticias de valor

Por: Laura De Luna | 2018-08-10

El valor de ser católico

Hoy día existen profetas? Quiénes son? Seguramente tienes una idea de quiénes fueron los profetas, pero nos es un poco difícil de aceptar que hoy día entre nosotros hay todavía y uno unos cuantos, sino millones…. Si! Millones de profetas! Qué me dirías si te digo que tu eres un profeta? Muy probablemente responderías que estoy loca, que los profetas fueron Isaías, Jeremías, etc…. Pero no, no es así… absolutamente todos los bautizados somos profetas. Permíteme explicarte el porqué.

                       Profeta es una palabra hebrea “NABI”, que traducida al griego es “PROFETA”. En Acádico el verbo “nabú” significa “llamar, proclamar, nombrar”. Por lo tanto, naví en sentido pasivo significa “el llamado”. En sentido activo es “el proclamador, el heraldo, el mensajero, locutor, el que anuncia”.

            El nabí muchas veces es llamado también “ro’eh” que significa “el vidente”, porque ve a Dios; y a menudo se le da simplemente el título de “hombre de Dios”.

            Por otro lado, el sustantivo griego “profétés” es un derivado del verbo “pro-femi que significa “hablar en lugar de”.

´          Teniendo en cuenta todo esto, podemos concluir que el profeta es “un hombre llamado por Dios para hablar en su nombre y comunicar la voluntad divina; es un mensajero de Dios e intérprete de su palabra”.

            Ahora bien, Dios creador puede tomar como instrumento al hombre en todas sus capacidades, somáticas, psíquicas y espirituales, para enviar sus mensajes a los hombres. Su acción iluminadora supera el ejercicio ordinario del entendimiento del profeta, aunque también requiere de parte de quienes escuchan el mensaje profético, una gracia ofrecida por Dios, por eso, unos abiertos a la palabra de Dios, creen; otros, cerrados a la misma, rehúsan creer.

            Por lo tanto, Dios puede hacer de todos los hombres un profeta en cualquier tiempo, pero es un compromiso grande el que implica ser un profeta, ya que la misión es muy extensa y difícil. Esta tal vez sea la razón por la que muchos no queremos aceptar que somos profetas, ya que esa responsabilidad tan grade y difícil nos produce miedo.

El miedo de la tarea que implica el profetismo proviene del desconocimiento de la misión del profeta. Esta misión puede considerarse que se produce sobre un presente inmediato o un futuro lejano.

Veamos qué implica ésta misión en ambos tiempos:

a)   Presente inmediato:  guarda y vigilancia del pueblo, denuncia los pecados del pueblo y sus dirigentes, denunciar la idolatría y culto formalista, conjura la injusticia social, violencia, costumbres relajadas, reclama fidelidad a la Alianza, invitar a la conversión del corazón, anunciar la liberación y la salvación, recordar la elección y sus consecuencias, defender los fueros divinos, profundizar en la religión, interiorizar en el progreso de la revelación, sufre y toma sobre sí la responsabilidad de su pueblo.

b)   Respecto al futuro: Después de anunciar el castigo y exhortar al arrepentimiento, promete el perdón, proclama las promesas mesiánicas, renueva las antiguas profecías y amplía los horizontes de salvación, proclama la fidelidad de Dios y anuncia una Alianza nueva, eterna, de paz, descubre a la luz del Espíritu el plan salvífico de Dios.

Ahora que ya conoces qué es el profeta y dentro del profetismo qué implica ser profeta, te invito a analizar tu actuar como cristiano. Eres un profeta como bautizado, ya que en el momento de recibir la filiación divina en el bautismo, eres hecho santo, rey, sacerdote y profeta. Lo eres?



¡Comparte este evento con tus amigos!

EL VALOR DE SER CATÓLICO
La radio católica y los valores de México

Síguenos en nuestras redes sociales

Mándanos tu opinión a:
tuopinion@elvalordesercatolico.com

Estadísticas de visitas

Hoy: 1035

Ayer: 1048

Esta semana: 6962

Este mes: 30639

Total: 869216

Ventas de publicidad

(55) 2109 7611
iraida@elvalordesercatolico.com

¿TE INTERESA ANUNCIARTE?

Escríbenos para diseñar un plan de acuerdo a tus necesidades.